• bannerText5
A gran altitud, restaurar la cubierta vegetal lleva tiempo, mucho tiempo. Una pista de esquí, un camino pastoral, una tubería de agua... y la erosión precede muy a menudo a las plantas pioneras.

El enfoque de Ecovars, construido paso a paso por los actores de las montañas pirenaicas, ha puesto en marcha soluciones coherentes para restaurar los entornos naturales.

Como el éxito de la revegetación está condicionado por la adaptación de las plantas y su genética, se dio preferencia a las semillas silvestres de los pastos de verano de los Pirineos.

Se lanzó una marca de semillas colectiva: Pyrégraine de nèou.
El concepto Ecovars es un esfuerzo colectivo de todos los agentes que participan en la gestión de las zonas de gran altitud y su explotación, a fin de permitir la reconstitución de un ecosistema lo más adaptado posible cuando no se pueda evitar la degradación.